fbpx

Cada 16 de julio, ante las miradas de cientos de vecinos de toda la comarca onubense, la imagen es trasladada desde su ermita a la parroquia de Galaroza

Las fiestas del Carmen más singulares de Huelva se celebran en esta localidad serrana, sin lugar a dudas. Una procesión que tiene la particularidad de que la protagoniza una Virgen embarazada, la única que se conoce con esta peculiaridad en su talla.

Se trata de una Virgen que tiene una advocación netamente marinera a pesar de ser de un pueblo ubicado en pleno corazón del Parque Natural de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche, a más de 150 kilómetros de las playas de la costa de Huelva.

La explicación que se maneja en la localidad es que la imagen llegase al municipio antes de que se la considerase patrona de los marineros y se mantuviese su devoción con el paso de los años.

Aunque no existe una constancia exacta de la fecha en que se talló la imagen, atribuida a la imaginera sevillana Luisa Roldán «La Roldana», se cree que pudo llegar a principios del siglo XIX, ya que los estatutos de la hermandad hablan de esta Virgen en torno al año 1802.

Entre el 15 y el 26 de julio. El día 16, día de la Virgen del Carmen y al caer la tarde, después de realizar el Rosario por las calles del pueblo, se hace la tradicional “Bajada” de la Virgen en procesión desde su Ermita hasta la iglesia Parroquial, donde permanece nueve días, oficiándose durante los mismos una novena.

La madrugada del día 25 de julio, se celebra la tradicional “Diana”, donde los jóvenes y no tan jóvenes toman las calles del pueblo acompañados por una charanga.

Por la mañana de este día 25 tiene lugar otra procesión por las calles engalanadas que rodean la Parroquia, en el pueblo bajo. Le sigue una misa cantada, generalmente concelebrada.

Por la tarde – noche y una vez transcurrido este periodo de los nueve días, se procede al traslado de Ntra. Sra. Del Carmen, de regreso desde la iglesia de la Purísima Concepción hasta su ermita, denominándose este acto “La Subida”. En el transcurso de la procesión son numerosas las paradas que hace para bendecir a las personas enfermas que se encuentran en la carrera así como en las calles colindantes. También bendice una mesa llena de productos donados por el pueblo que posteriormente la Hermandad subasta.

Tras la subida al Paseo del Carmen y entrada en la ermita, donde se le canta una Salve, comienzan los días de Fiestas Patronales (a veces se adaptan al fin de semana).

Información y bibliografía: Ayuntamiento de Galaroza, archivo Diputación de huelva y Andalucia Información.

Fotografías: Rafa Caballero – propias Turisteando por Huelva

Consentimiento de Cookies de acuerdo al RGPD con Real Cookie Banner