fbpx

Noticias

¿Te gustaría conocer un pueblo con encanto, historia y naturaleza en la Sierra de Huelva? Entonces no puedes perderte Cortegana, una villa que te sorprenderá por su rico patrimonio cultural y artístico, su gastronomía y sus fiestas populares. En este artículo te contamos todo lo que necesitas saber sobre Cortegana: qué ver, qué hacer y cómo llegar. ¡Sigue leyendo y descubre este destino único!

Ubicación de Cortegana

Cortegana se encuentra en la parte oeste de la Sierra de Huelva, al norte de la provincia. Tiene una extensión de 173,1 km2 de superficie y una altitud de 690 m sobre el nivel del mar. Su núcleo urbano se levanta al este, dominado por el imponente castillo que corona la villa. Desde allí, la población desciende hacia zonas más bajas, donde se encuentran las aldeas de La Corte, Puerto Lucía y La Pica y las barriadas mineras de Valdelamusa y San Telmo. El término municipal se caracteriza por una topografía accidentada, con pequeños valles, cabezos y cerros que no superan los 800 metros de altitud.

Historia de Cortegana

Los orígenes de Cortegana se remontan a la época neolítica, de la que se conservan abundantes objetos de piedra. De la época calcolítica existen varios poblados que se dedicaban fundamentalmente a la explotación de filones minerales.

Gracias a Ptolomeo se conoce desde época romana como Corticata, que quizá provenga de “cortex”, corteza, haciendo referencia a la abundancia de corcho en la zona. En época visigótica aparece bajo el nombre de Cortesan o Corteza. Más tarde, el musulmán Al Himyari la menciona con el nombre de Cartsana, calificándola de cabecera de una de las comarcas de Sevilla.

Reconquistada en el siglo XIII, el rey Alfonso X el Sabio le concedió en 1253 el título de villa y la donó a la ciudad de Sevilla, a la que siguió perteneciendo hasta la implantación de la actual división provincial.

Patrimonio cultural y artístico de Cortegana

Cortegana cuenta con un rico patrimonio histórico, en el que destacan:

Castillo de Sancho IV

Declarado Monumento Histórico Artístico, se construyó a finales del siglo XIII, hacia 1295, por orden del rey Sancho IV el Bravo. Formaba parte de la llamada “Banda Gallega”, una línea defensiva paralela a la frontera portuguesa con la finalidad de defender a la ciudad de Sevilla ante posibles invasiones desde el país vecino. Se cree que se levantó sobre los restos de una fortaleza anterior, árabe o romana.

A lo largo de su historia sufrió numerosos deterioros, motivados unos por el progresivo abandono en que fue cayendo al cesar su finalidad militar y otros debidos a causas naturales, como el terremoto que asoló Lisboa en el siglo XVIII y que afectó también a esta comarca. Ha sido objeto de varias restauraciones, la más importante de las cuales fue la realizada en 1970, que lo devolvió a su primitivo estado.

Desde entonces ha sido acondicionado como museo que atesora desde restos arqueológicos hasta mobiliario y utensilios de época, pasando por muestras de la artesanía local.

Iglesia parroquial del Divino Salvador

Impresionante monumento por la extensión de su planta y su gran valor artístico. Su primer tramo es de principios del siglo XVI, de estilo gótico. Destacan los púlpitos de estilo barroco, así como su rica colección de orfebrería que abarca desde el siglo XV hasta la actualidad y vestiduras de los siglos XVII y XVIII.

Ermita de Nuestra Señora de la Piedad

Adosada a los basamentos del castillo, aunque en un principio estuvo dedicada al culto de Nuestra Señora del Castillo. Custodia la imagen de Nuestra Señora de la Piedad, titular de la ermita y patrona de Cortegana.

Iglesia de San Sebastián

De estilo gótico-mudéjar, su presbiterio data del siglo XV.

Ermita del Calvario

Alberga la imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno, que data del año 1607.

Otros atractivos de Cortegana

Además de su patrimonio histórico y artístico, Cortegana ofrece otros atractivos para los visitantes, como:

  • Su casco urbano, donde se pueden admirar las casas mudéjares de la calle La Caza (números 22 y 24), la Casa Estrada y los Casinos de Sociedad (arquitectura de los siglos XIX-XX), la plaza de toros (1858) y el nacimiento del río Chanza (cuyo abrevadero está fechado en 1883 y el lavadero es del siglo XX).
  • Su entorno natural, donde se pueden practicar actividades como senderismo, ciclismo, equitación o caza. Entre sus espacios naturales destacan el parque natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche y el mirador del Cerro del Castillo.
  • Su gastronomía, basada en los productos del cerdo ibérico, el queso, el pan, el aceite y el vino. Entre sus platos típicos se encuentran el caldereta de cordero, el potaje de garbanzos con acelgas, las migas, las gachas y los dulces como las perrunillas, los roscos o las tortas de chicharrones.
  • Sus fiestas populares, entre las que sobresalen la Feria de Cortegana consagrada a su Patrona, Nuestra Señora de la Piedad (el dia 8 de Septiembre), las Romería en honor a San Antonio de Padua (el 13 de Junio) y las jornadas medievales (a mediados de agosto), que recrean el ambiente y las costumbres de la época medieval con un gran mercado, espectáculos, torneos y desfiles.

Cómo llegar a Cortegana

Cortegana se encuentra a unos 120 km de Huelva y a unos 100 km de Sevilla. Se puede llegar por carretera desde ambas ciudades por la A-49 hasta la salida 75 (Trigueros-Santa Olalla) y luego por la N-435 hasta Zalamea la Real. Desde allí se toma la A-470 hasta Cortegana.

También se puede llegar en autobús desde Huelva o Sevilla con la empresa Damas. Los horarios y precios se pueden consultar en su página web.

Agradecimientos:

Rober de Graça García por su colaboración y apuntes sobre el apartado de Fiestas Populares.

Consentimiento de Cookies de acuerdo al RGPD con Real Cookie Banner